Archivo de la categoría: Tributo

Casi 155 años de Nikola Tesla: una verdad incómoda para la ciencia

Los 153 años de Nikola Tesla: una verdad incómoda para la ciencia Su cara en billetes y museos dedicados a su obra. David Bowie lo interpretó en una película y hasta el Dr. House sale en su defensa. Los libros se han encargado de esconder a Nikola Tesla como la vergüenza de que el mayor científico de todos los tiempos haya querido un mundo donde la energía llega gratis a todos los rincones del planeta.

 

FOTO_03 W:200 H:200 40 kbSin ir más lejos, el mismo doctor House, de la serie homónima, también le presta ropa al científico en uno de los primeros capítulos de la cuarta temporada donde deja ver un rayado de pizarra que reza “¡Tesla fue robado!” (en la foto) .

Como dice el viejo refrán: el mejor truco del diablo es hacernos creer que no existe. El físico croata Nikola Tesla no fue un demonio, pero cada día aparecen más pruebas de que, quizás, ni siquiera perteneció a este planeta. Relegado a las solitarias esquinas del conocimiento hoy sabemos que Edison “inventó” la electricidad, que Marconi creó la radio y que Einstein y Newton son los más grandes físicos de la historia gracias a su teoría incombustible. O al menos gracias a un fantástico trabajo de publicidad.

Nikola Tesla era un científico que se saltaba la teoría para crear inventos tan asombrosos para el día de hoy, que nos permiten intuír algo del impacto y suspicacias que generaron en su época. Nacido un 10 de julio de 1856 en Croacia, Tesla revolucionó la teoría eléctrica desarrollando las bases para la generación de corriente alterna. Instalado en Estados Unidos trabajó para Edison quien se apropió de parte de su trabajo y boicoteó el resto.

Lo cierto es que Tesla probó un terremoto a escala al conseguir la frecuencia de resonancia en su cuadra y casi derribar el edificio donde vivía. Durante el sismo, sus vecinos lo sorprendieron tratando de apagar un enorme máquina a golpes. A diario, desde su taller, salían enormes relámpagos y truenos que en ocasiones podían escucharse a más de 35 kilómetros de distancia. Experimentos que eran la base para transmitir electricidad lejos y sin cables. Tesla pudo encender 20 focos a 40 kilómetros de distancia sin necesidad de cables, desarrollar lo que 50 años más tarde sería el rayo láser y generadores eléctricos que extraían energía de la tierra y la atmósfera. Él sabía que el movimiento del planeta genera una cantidad de electricidad ilimitada que reposa sobre nuestras cabezas a diario.

Lee el resto de esta entrada